Seguinos en

Actualidad

65 terneros murieron fulminados por actividad eléctrica en Formosa

Un total de 65 terneros murieron al ser fulminados por un rayo en un establecimiento rural cercano a la localidad de Villafañe, en el sudeste de Formosa. El hecho se produjo este sábado en la estancia Las Cañitas, en la zona de Colonia Santamarina. En ese establecimiento, personal de la Unidad Especial de Asuntos Rurales (UEAR), constató la muerte de 65 terneros de distintos pelajes y 200 kilos cada uno.

Un total de 65 terneros murieron al ser fulminados por un rayo en un establecimiento rural cercano a la localidad de Villafañe, en el sudeste de Formosa. El hecho se produjo este sábado en la estancia Las Cañitas, en la zona de Colonia Santamarina. En ese establecimiento, personal de la Unidad Especial de Asuntos Rurales (UEAR), constató la muerte de 65 terneros de distintos pelajes y 200 kilos cada uno. Según la Policía local, el encargado del establecimiento ganadero alertó a las 15:15 de lo ocurrido en un sector descampado del establecimiento rural. Allí que se comprobó que las muertes por la caída de un rayo correspondieron a 65 animales de engorde que se encontraban encerrados en un corral.

Los agentes de la UEAR detallaron el hecho ante el SENASA a fines de cumplir con los protocolos sanitarios. Formosa y otras regiones del litoral estuvieron bajo lluvias intensas este fin de semana, al igual que otras zonas del país, se esperaba una mejora de las condiciones climáticas a partir de mañana. Si bien no hay estadísticas conocidas sobre muerte de animales o ganado por rayos, según el sitio de National Geographic, se calcula que cada año rayos caen sobre 240000 personas en todo el planeta. Las estimaciones de las muertes de humanos por la caída de rayos varían en forma pronunciada: uno de ellos ha sugerido 6000 decesos al año, mientras que otro eleva esa cifra hasta unos 24000.

Fuente: La Nueva Provincia (Bahía Blanca)

Actualidad

Se derrumbó un puente en Tucumán

El puente Quilmes del río Santa María se derrumbó este jueves en los Valles Calchaquíes de Tucumán. La crecida impetuosa del río provocó la ruptura de una gran parte de la estructura. El puente es el acceso a través de la ruta 40 desde los Valles Calchaquíes a las provincias de Salta y Catamarca. Los visitantes que salieron a recorrer los lugares turísticos como Santa María o Cafayate, tendrán que recorrer 500 kilómetros para regresar a San Miguel de Tucumán, realizando el recorrido a través de Salta por Metán y Rosario de la Frontera.

Hasta ahora todo se conoce por las versiones de los productores de la zona y todavía se espera la versión oficial. Para cualquier tipo de solución provisoria se deberá esperar que baje el agua, lo que puede demorar entre 24 y 48 horas. La caída del puente perjudica tanto el área turística como la productiva. Por el momento no se reportaron víctimas ni heridos. Además, corre peligro y con fuertes marcas el puente Santa María del Valle de Catamarca.

Pedro Madrid, subsecretario de obras de la Dirección Provincial de Vialidad dijo que la crecida produjo el colapso de uno de los estribos. El puente afectado es el 307 a la altura de la localidad de Quilmes y se encuentra unos metros antes de unirse a la Ruta 40. Ante la complicada situación y el tránsito está absolutamente interrumpido. Otro puente que también se vio afectado es uno peatonal sobre Tafí del Valle que le brinda accesibilidad a la gente de la zona pero el agua también lo arrasó y quedó la estructura dañada. En el sur provincial hay 119 familias que están siendo asistidas.

Fuente: Cadena 3 Argentina

Continuar Leyendo

Radio en Vivo

Facebook

Nos Auspician