Seguinos en

Actualidad

Alerta en las Cataratas, crecida del río Iguazú obligó a cerrar el circuito Garganta del Diablo de las Cataratas

Como medida de previsión, esta viernes se cerró por tiempo indefinido el acceso al público a la zona de la Garganta del Diablo a causa de las crecidas.

Las represas ubicadas aguas arriba del Parque Nacional Iguazú debieron abrir compuertas a causa de la crecida del río, lo que provocó que el caudal aumentara de forma extraordinaria.

La intendencia del Parque Nacional Iguazú informó que, durante la jornada de este viernes, el circuito de Garganta del Diablo permanecerá cerrado al público por razones de seguridad, debido a la crecida extraordinaria del rio Iguazú.

Como medida de previsión, esta mañana se cerró el acceso a la principal caída del agua entre los 275 saltos que conforman el Iguazú debido a que el caudal del río llegaría a los 8 mil metros cúbicos. El circuito preferido de los turistas permanecerá cerrado hasta que se garantice la seguridad para transitarlo.

El comunicado indicó que el resto de los circuitos del Parque Nacional Iguazú continúan abiertos con normalidad, al igual que todas las prestaciones de servicios turísticos de las áreas de uso público.

Luego de las intensas lluvias que se registraron en los últimas días en la región, sobre todo en Brasil, el río Iguazú supera los 9.000 metros cúbicos de agua por segundo, cuando el caudal normal debería ser de 1.600 metros cúbicos por segundo. 

Actualidad

17,3 millones de argentinos son pobres

El Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec) informó que la pobreza llegó a 36,5 por ciento y alcanzó a 17,3 millones de argentinos en el primer semestre de 2022. En tanto, el nivel de indigencia fue del 8,8 por ciento en los primeros seis meses del año.

El Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec) informó que la pobreza llegó a 36,5 por ciento y alcanzó a 17,3 millones de argentinos en el primer semestre de 2022. En tanto, el nivel de indigencia fue del 8,8 por ciento en los primeros seis meses del año. Cabe recordar que en segundo semestre de 2021 el 37,2% de la población -unas 17,4 millones de personas- era considerada pobre en la Argentina y el 8,2% vivía en condiciones de indigencia. Entonces los indicadores sociales principales mostraron una sensible mejora respecto al 42% de pobreza que marcó el 2020. En tanto, en el primer semestre del 2021, la pobreza ascendió al 40,6% y la indigencia al 10,7 por ciento.

Como comparación, hacia fines de 2019, el último índice sin incidencia de la crisis sanitaria, mostró una pobreza de 35,5% de pobreza y un 8% de indigencia. En el peor momento de la pandemia, la pobreza llegó a tocar un pico de 42%, mientras que la indigencia tuvo su punto más alto en el primer semestre del 2021, con 10,7 por ciento. Los analistas de Ecolatina explicaron que “los sectores de menores recursos se ven más afectados por la dinámica de los precios de alimentos que el resto, dado que destinan una mayor porción de su ingreso a satisfacer estos consumos de primera necesidad. Por el contrario, las familias más ricas gastan más en bienes de segunda necesidad, como pueden ser artículos para el hogar, educación y esparcimiento, entre otros”.

“Esta aceleración en los precios de los alimentos volvió más regresiva a la dinámica inflacionaria, afectando en mayor medida relativa a los sectores de menores recursos”, indicó Ecolatina. Además, la medición de la Di Tella, en base a los datos de la Encuesta Permanente de Hogares (EPH) con las proyecciones oficiales de la Canasta Básica Total (CBT), indica que a partir de abril se retomó la tendencia alcista que ubicó la pobreza en 36,2% para el período diciembre-mayo y volvió al 37,1% para el primer semestre del año, registro de apenas décimas por debajo del último dato oficial del Indec de 37,3% para 2021.

Fuente: El Tribuno (Salta)

Continuar Leyendo

Radio en Vivo

Facebook

Nos Auspician