Seguinos en

Actualidad

Juró Sergio Massa como nuevo Ministro de Economía y anunció sus primeras medidas

Sin ofrecer detalles sobre cómo se implementarán las medidas ni números sobre su impacto en la economía, y en medio de las expectativas del mercado tras la reconfiguración de poder en el Gobierno argentino, el flamante ministro de Economía, Sergio Massa, anunció anoche un fortalecimiento de las reservas a través de nueva deuda en dólares y un acuerdo con exportadores, un ajuste fiscal basado en un aumento de tarifas y un freno a la emisión monetaria. “El desafió es enorme. Las dificultades son muchas”, dijo Massa en sus primeras palabras al ingresar al quinto piso del Palacio de Hacienda. “No soy superministro, ni mago, ni salvador”, acotó. “Tenemos que enfrentar la inflación con determinación”, afirmó y remarcó además que trabajará en devolver la estabilidad. Massa dijo que sus principios será el orden fiscal, sostener el superávit comercial y fortalecer las reservas. Los motores, agregó, serán la inversión, la producción, las exportaciones y la defensa del mercado interno. Antes de presentar las medidas, anticipó que estas no serán las últimas y prepara otras iniciativas para los próximos días. El ministro confirmó el incremento de las tarifas de luz y gas para reducir los subsidios a la energía. Según indicó, 4 millones de hogares no solicitaron mantener los subsidios.

Para los casi 10 millones de usuarios que pidieron los subsidios, Massa indicó que se promoverá “el ahorro por consumo” y se subsidiará hasta 400 kw/h de electricidad. Esta medida alcanzará al 80% de los usuarios, señaló. Afirmó que se cumplirá con la meta de déficit fiscal de 2,5% del PBI establecido en el acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI) y dio otra señal sobre la emisión: no se usarán adelantos transitorios en lo que queda del año. Massa también sostuvo que rige un congelamiento del ingreso de funcionarios al Estado para todos los sectores de la administración pública centralizada, en línea con lo que había anunciado su antecesora, Silvina Batakis. Con relación a la necesidad de divisas, Massa aseguró que se promoverá por decreto la implementación de regímenes cambiarios especiales para los sectores de agroindustria, minería e hidrocarburos por aumento de producción, y de economía del conocimiento. Además, indicó que habrá un adelanto de exportaciones en las cadenas de valor de la pesca, del agro, de la minería y otros, que ingresarán en los próximos 60 días por un total de US$ 5.000 millones, que pasarían a engrosar las reservas del Banco Central argentino. Sumará desembolsos por US$ 1.200 millones con organismos internacionales por programas ya vigentes. Y tendrá un nuevo programa con la CAF que implica un desembolso por US$ 750 millones adicionales. Massa informó que hay cuatro ofertas de Repo (acuerdo de recompra de deuda) para el fortalecimiento de reservas y recompra de deuda soberana de tres instituciones financieras internacionales y un fondo soberano.

Indicó, además, que ayer miércoles mantuvo una primera reunión de trabajo con el FMI para continuar con los desembolsos previstos. En la tercera semana de agosto hará una gira por el exterior. Por otra parte, prometió denunciar en la Justicia y en la unidad antilavado de Estados Unidos casos de subfacturación de exportaciones y sobrefacturación de importaciones. Habrá, además, un programa de créditos a tasas promocionales y un esquema de garantías para primeros exportadores. Se pondrá en marcha un sistema de trazabilidad de comercio exterior para mayor control y transparencia en el uso de divisas para importaciones. Anticipó que el 10 de agosto va a anunciar el índice de movilidad jubilatoria con un refuerzo. Y señaló que el jueves de la semana próxima convocará a entidades empresarias y de trabajadores para asegurar un mecanismo que permita recuperar los ingresos. Planteará una política de reordenamiento de planes sociales en los próximos 12 meses con tres ejes: vuelta al mercado de trabajo, fortalecimiento de cooperativas y protección en caso de vulnerabilidad. El 15 de agosto comenzará una auditoría con universidades. Además, trabajará con la Administración Nacional de la Seguridad Social (Anses) para cruzar bases de datos. Massa prepara un primer viaje al exterior para la tercera semana de agosto. Los destinos serían Washington, Nueva York, París y Qatar. Allí buscará mantener contactos con el FMI, el Departamento del Tesoro, el Banco Mundial y el BID. Intentará sumar inversores y bonistas de Wall Street, un encuentro con los representantes del Club de París y con los del Fondo Soberano de Qatar.

Fuente: El País (Montevideo)

Actualidad

17,3 millones de argentinos son pobres

El Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec) informó que la pobreza llegó a 36,5 por ciento y alcanzó a 17,3 millones de argentinos en el primer semestre de 2022. En tanto, el nivel de indigencia fue del 8,8 por ciento en los primeros seis meses del año.

El Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec) informó que la pobreza llegó a 36,5 por ciento y alcanzó a 17,3 millones de argentinos en el primer semestre de 2022. En tanto, el nivel de indigencia fue del 8,8 por ciento en los primeros seis meses del año. Cabe recordar que en segundo semestre de 2021 el 37,2% de la población -unas 17,4 millones de personas- era considerada pobre en la Argentina y el 8,2% vivía en condiciones de indigencia. Entonces los indicadores sociales principales mostraron una sensible mejora respecto al 42% de pobreza que marcó el 2020. En tanto, en el primer semestre del 2021, la pobreza ascendió al 40,6% y la indigencia al 10,7 por ciento.

Como comparación, hacia fines de 2019, el último índice sin incidencia de la crisis sanitaria, mostró una pobreza de 35,5% de pobreza y un 8% de indigencia. En el peor momento de la pandemia, la pobreza llegó a tocar un pico de 42%, mientras que la indigencia tuvo su punto más alto en el primer semestre del 2021, con 10,7 por ciento. Los analistas de Ecolatina explicaron que “los sectores de menores recursos se ven más afectados por la dinámica de los precios de alimentos que el resto, dado que destinan una mayor porción de su ingreso a satisfacer estos consumos de primera necesidad. Por el contrario, las familias más ricas gastan más en bienes de segunda necesidad, como pueden ser artículos para el hogar, educación y esparcimiento, entre otros”.

“Esta aceleración en los precios de los alimentos volvió más regresiva a la dinámica inflacionaria, afectando en mayor medida relativa a los sectores de menores recursos”, indicó Ecolatina. Además, la medición de la Di Tella, en base a los datos de la Encuesta Permanente de Hogares (EPH) con las proyecciones oficiales de la Canasta Básica Total (CBT), indica que a partir de abril se retomó la tendencia alcista que ubicó la pobreza en 36,2% para el período diciembre-mayo y volvió al 37,1% para el primer semestre del año, registro de apenas décimas por debajo del último dato oficial del Indec de 37,3% para 2021.

Fuente: El Tribuno (Salta)

Continuar Leyendo

Radio en Vivo

Facebook

Nos Auspician