Seguinos en

Actualidad

La Plata: buscan declarar emergencia por robos a escuelas de la ciudad

El Consejo Escolar de La Plata prevé tratar en los próximos días en sesion de cuerpo una declaración de emergencia para las escuelas públicas de la capital provincial, que atraviesan una ola de robos. Desde fines de 2021 a la fecha, ya se contabilizan 26 asaltos o tentativas en colegios. El proyecto incluye la petición de una partida especial para dotar a los establecimientos educativos de alarmas y otros medios de prevención de delito, ya que la mitad de los edificios que albergan alumnos en la capital provincial no los tienen. «Tenemos previsto pedirle una audiencia a Alberto Sileoni, director general de Cultura y Educación de la provincia de Buenos Aires, para ponerlo al tanto de la situación y de nuestra iniciativa», dijo el presidente del Consejo Escolar de La Plata, Nicolás Morzone. El cuerpo que encabeza Morzone tiene a su cargo la administración de bienes y servicios otorgados por la Dirección General de Cultura y Educación bonaerense, de acuerdo a lo estipulado en el artículo 203 de la Constitución de la provincia de Buenos Aires, en virtud de lo cual desarrolla tareas tendientes a mejorar la calidad de los servicios educativos en La Plata, con exclusión de los aspectos técnico-pedagógicos que están a cargo de la Jefatura Distrital de Inspección.

Delincuentes irrumpieron durante el fin de semana en una escuela de la localidad platense de Los Hornos, a la que asisten 400 alumnos con jornada completa, tras realizar un enorme boquete. Robaron la comida de los estudiantes y provocaron destrozos en el establecimiento. El hecho se registró el sábado, a las 18, en la Escuela Primaria N °35, ubicada en las calles 90 y 155. Si bien la institución cuenta con alarma, se cree que los ladrones lograron inhibir sus sensores y apagarla, según informaron este martes fuentes policiales. Tras realizar desmanes en las instalaciones, juntaron milanesas, carnes, fideos, puré de tomate y una máquina procesadora comprada el 4 de julio último por un total de 185.000 pesos. «Los chicos ahora salen a las 12 del mediodía porque se quedan sin su comida diaria; es muy triste», dijo acongojada este martes la madre de un alumno desde el lugar del hecho. Sandra Mani, la directora del colegio, contó por su parte en declaraciones televisivas que los ladrones «hicieron un boquete y se llevaron insumos y alimentos», al tiempo que confirmó que » 400 chicos comen» en el colegio todos los días». «Habíamos hecho kilos y kilos de milanesas para esperar a los nenes tras el receso escolar. Pero entraron y se llevaron todo», lamentó. Y agregó: «Desayunamos y almorzamos acá, pero ayer eso no pudo ser posible; el Jardín nos prestó algunos insumos para poder preparar el desayuno, pero no se pudo garantizar el almuerzo». Además, sostuvo que el Servicio Alimentario Escolar (SAE) «va a reponer la mercadería» y que está «en permanente contacto con la inspectora» para resolver esa cuestión. Sin embargo, lamentó que los delincuentes «siempre están un paso adelante» de las autoridades a cargo de la seguridad. Mani calificó como «doloroso» lo ocurrido y expresó que «los chicos estaban re tristes». Y finalizó: «Vamos a seguir trabajando. Esto no tiene que ver con nosotros, sino con algo más estructural como es la inseguridad».

Fuente: Diario Crónica

Actualidad

17,3 millones de argentinos son pobres

El Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec) informó que la pobreza llegó a 36,5 por ciento y alcanzó a 17,3 millones de argentinos en el primer semestre de 2022. En tanto, el nivel de indigencia fue del 8,8 por ciento en los primeros seis meses del año.

El Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec) informó que la pobreza llegó a 36,5 por ciento y alcanzó a 17,3 millones de argentinos en el primer semestre de 2022. En tanto, el nivel de indigencia fue del 8,8 por ciento en los primeros seis meses del año. Cabe recordar que en segundo semestre de 2021 el 37,2% de la población -unas 17,4 millones de personas- era considerada pobre en la Argentina y el 8,2% vivía en condiciones de indigencia. Entonces los indicadores sociales principales mostraron una sensible mejora respecto al 42% de pobreza que marcó el 2020. En tanto, en el primer semestre del 2021, la pobreza ascendió al 40,6% y la indigencia al 10,7 por ciento.

Como comparación, hacia fines de 2019, el último índice sin incidencia de la crisis sanitaria, mostró una pobreza de 35,5% de pobreza y un 8% de indigencia. En el peor momento de la pandemia, la pobreza llegó a tocar un pico de 42%, mientras que la indigencia tuvo su punto más alto en el primer semestre del 2021, con 10,7 por ciento. Los analistas de Ecolatina explicaron que “los sectores de menores recursos se ven más afectados por la dinámica de los precios de alimentos que el resto, dado que destinan una mayor porción de su ingreso a satisfacer estos consumos de primera necesidad. Por el contrario, las familias más ricas gastan más en bienes de segunda necesidad, como pueden ser artículos para el hogar, educación y esparcimiento, entre otros”.

“Esta aceleración en los precios de los alimentos volvió más regresiva a la dinámica inflacionaria, afectando en mayor medida relativa a los sectores de menores recursos”, indicó Ecolatina. Además, la medición de la Di Tella, en base a los datos de la Encuesta Permanente de Hogares (EPH) con las proyecciones oficiales de la Canasta Básica Total (CBT), indica que a partir de abril se retomó la tendencia alcista que ubicó la pobreza en 36,2% para el período diciembre-mayo y volvió al 37,1% para el primer semestre del año, registro de apenas décimas por debajo del último dato oficial del Indec de 37,3% para 2021.

Fuente: El Tribuno (Salta)

Continuar Leyendo

Radio en Vivo

Facebook

Nos Auspician