28 julio, 2021

H2O Radio Online

Musica, Noticias y toda la actualidad resumida en un solo lugar

Nicaragua: arrestan a un quinto precandidato presidencial de la oposición

3 minutos de lectura

En medio de la noche y tras reventar las ventanas de su vivienda. La policía sandinista irrumpió en el hogar del periodista Miguel Mora para llevárselo detenido a la fuerza. Se trata del quinto precandidato presidencial capturado en la ofensiva puesta en marcha en junio por la pareja presidencial de Daniel Ortega y Rosario Murillo para dejar expedito su camino a las presidenciales de noviembre. Ya son una veintena los detenidos entre aspirantes, dirigentes, ex guerrilleros y disidentes del sandinismo, a los que se les ha aplicado la doctrina impuesta por la «Ley Guillotina». Contra Mora, según el comunicado emitido minutos después, se repiten la mismas acusaciones, desde «actos que menoscaban la independencia y la soberanía» hasta «financiamiento de potencias extranjeras para ejecutar actos de terrorismo». En definitiva, «lesionar los intereses supremos de la nación». «Demando que se respete la integridad física de Miguel Mora, su esposa la también periodista Verónica Chávez y sus hijos (uno de ellos con discapacidad). Ortega y Murillo son responsables», denunció desde su exilio en Costa Rica la también periodista Lucía Pineda, quien dirigía los destinos del canal televisivo 100% Noticias, junto a Mora, hasta que fueron encarcelados en 2018 por dar voz a quienes protestaban contra la dictadura de la familia Ortega. Ambos permanecieron durante seis meses en la cárcel, en condiciones denigrantes, y el canal y sus instalaciones fueron confiscados por el Gobierno. Les acusaron de incitar al odio. Mora es el quinto precandidato detenido en la caza y captura ordenada por Ortega a sus agentes. El historiador Arturo Cruz, el activista Félix Maradiaga y el abogado Juan Sebastián Chamorro están detenidos en la siniestra prisión de El Chipote, con un tenebroso y largo historial de malos tratos y torturas. Cristiana Chamorro, hija de la expresidenta Violeta Barrios y prima de Juan Sebastián, está secuestrada en su propia vivienda, acusada de blanqueo de capitales. Los ex guerrilleros Dora María Téllez, Hugo Torres y Víctor Hugo Tinoco tampoco han podido eludir su reclusión en El Chipote, pese a haber protagonizado capítulos fundamentales en la historia de la revolución sandinista durante su lucha contra la dictadura de los Somoza. La disidentes Ana Margarita Vijil y Suyén Barahona, las luchadoras políticas Violeta Granera y Tamara Dávila y el empresario José Aguerri son otros de los capturados durante la cacería revolucionaria. En círculos políticos de Managua se temía este desenlace, ya que Mora, junto al dirigente campesino y ex prisionero político Medardo Mairena, era el precandidato de mayor peso que quedaba en libertad. El periodista aspiraba a obtener la candidatura presidencial a través del Partido de Restauración Democrática, pero éste fue intervenido por el gobierno. Mora se abocó entonces, como el resto de precandidatos, al proceso interno de la Alianza Cívica y Ciudadanos por la Libertad. «La cacería también ha pretendido inútilmente descabezar el liderazgo de la oposición y ha criminalizado cualquier actividad cívica crítica. La dictadura en su desesperación ha instalado la barbarie política y todos estamos amenazados», protestó la Unión Democrática Renovadora (Unamos), que cuenta con varios de sus líderes entre los detenidos. «Mi solidaridad nuevamente con Miguel Mora y los más del centenar de presos políticos. Demandamos libertad inmediata, ellos no son monedas de cambio si están pretendiendo algunos arreglos. ¡Respeto a su dignidad!», clamó el sacerdote católico de la parroquia de San Miguel Arcángel, en Masaya, y uno de los que con más fuerza ha enfrentado la represión sandinista. «Un país sin voz ni voto, sometido y humillado; así nos quieren», subrayó la poetisa Gioconda Belli, cuya familia también ha sufrido los embistes del régimen de Ortega en estos días. «Ingenua, pensé que después del allanamiento de casa de mi hermano no pasaría nada peor. Anoche vestidos como ladrones entraron y se llevaron absolutamente todo de la casa. Amenazaron a mi cuñada y mi sobrina. No sé ni cómo calificar este horror», denunció durante el fin de semana Belli, otra de las desencantadas con el sandinismo pese a que ocupó distintos cargos políticos durante la primera década de poder revolucionario.

Fuente: El Mundo

www.h2oradio.com.ar Copyright © - Contacto: redaccion@h2oradio.com.ar | Newsphere por AF themes.