Seguinos en

Actualidad

Por sus declaraciones públicas, le suspenden el Potenciar Trabajo a la controvertida «planera»

El Gobierno Nacional suspendió el plan social Potenciar Trabajo que recibe Mariana Alfonzo, la mujer que se hizo viral en las redes sociales por jactarse de no trabajar y defender los planes sociales. Este jueves 28 de julio, fuentes del Ministerio de Desarrollo Social confirmaron que suspendieron “definitivamente” el pago de la asignación a Mariana Alfonzo, de 34 años, que asciende a $22.770 más el bono anunciado de $ 11.000. Ella ya contaba con una “suspensión parcial” debido a la falta de cumplimiento de la contraprestación laboral que exige el beneficio social. “La mujer ya tenía una suspensión en curso por incumplimiento y ahora se le acaba de suspender de manera definitiva en función a sus declaraciones”, consignaron fuentes oficiales. A pesar de que el caso de Mariana Alfonzo cobró notoriedad en los últimos días, lo cierto es que ya estaba bajo la lupa de la unidad de gestión en territorio que lleva el control de los planes sociales donde la mujer está registrada. En tanto, previo a su salto a la fama, Alfonzo ya había sido sancionada por no presentarse a trabajar, por lo que este mes cobraría la mitad de la asignación, algo que no sucederá tras la suspensión definitiva.

“Se encontraba incluida en la liquidación del mes en curso del mencionado programa con un descuento parcial de la prestación por la suspensión por incumplimiento informada por la unidad de gestión a la que se encuentra vinculada”, establece una parte de la resolución firmada por Juan Zabaleta. “Esto significa que la unidad de gestión ya había registrado que no estaba haciendo la contraprestación requerida”, indicaron desde el Ministerio. Sin embargo, tras las declaraciones de la mujer que generaron polémica y enojo social, reflejadas tanto en su video viral como en los medios televisivos donde lo replicó, desde la cartera de Desarrollo Social resolvieron suspender definitivamente el plan social. “Al haber tomado conocimiento de las declaraciones en los medios, se pidió que se suspendiera la totalidad del pago”, agregaron. Cabe destacar que, según la normativa de Potenciar Trabajo, si un beneficiario no realiza ninguna contraprestación en un mes, se le reduce el subsidio al 50% al siguiente mes (el cobro es a mes vencido entre el 1 y el 5), mientras que, si la situación continúa, a los sesenta días se le suspende el plan. El gobierno implementará el control y relevamiento de las contraprestaciones de las personas que cobran los planes sociales en el territorio, un operativo que se vio interrumpido por la pandemia de coronavirus, desatada poco después de la creación del Potenciar Trabajo. También se controlarán las unidades de gestión gubernamentales y no gubernamentales, como ONGs y organizaciones sociales. A tal fin, a las unidades de control se sumarán las universidades nacionales al esquema de relevamiento, luego del convenio firmado con el Ministerio de Educación hace diez días.

Fuente: Los Andes (Mendoza)

Actualidad

17,3 millones de argentinos son pobres

El Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec) informó que la pobreza llegó a 36,5 por ciento y alcanzó a 17,3 millones de argentinos en el primer semestre de 2022. En tanto, el nivel de indigencia fue del 8,8 por ciento en los primeros seis meses del año.

El Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec) informó que la pobreza llegó a 36,5 por ciento y alcanzó a 17,3 millones de argentinos en el primer semestre de 2022. En tanto, el nivel de indigencia fue del 8,8 por ciento en los primeros seis meses del año. Cabe recordar que en segundo semestre de 2021 el 37,2% de la población -unas 17,4 millones de personas- era considerada pobre en la Argentina y el 8,2% vivía en condiciones de indigencia. Entonces los indicadores sociales principales mostraron una sensible mejora respecto al 42% de pobreza que marcó el 2020. En tanto, en el primer semestre del 2021, la pobreza ascendió al 40,6% y la indigencia al 10,7 por ciento.

Como comparación, hacia fines de 2019, el último índice sin incidencia de la crisis sanitaria, mostró una pobreza de 35,5% de pobreza y un 8% de indigencia. En el peor momento de la pandemia, la pobreza llegó a tocar un pico de 42%, mientras que la indigencia tuvo su punto más alto en el primer semestre del 2021, con 10,7 por ciento. Los analistas de Ecolatina explicaron que “los sectores de menores recursos se ven más afectados por la dinámica de los precios de alimentos que el resto, dado que destinan una mayor porción de su ingreso a satisfacer estos consumos de primera necesidad. Por el contrario, las familias más ricas gastan más en bienes de segunda necesidad, como pueden ser artículos para el hogar, educación y esparcimiento, entre otros”.

“Esta aceleración en los precios de los alimentos volvió más regresiva a la dinámica inflacionaria, afectando en mayor medida relativa a los sectores de menores recursos”, indicó Ecolatina. Además, la medición de la Di Tella, en base a los datos de la Encuesta Permanente de Hogares (EPH) con las proyecciones oficiales de la Canasta Básica Total (CBT), indica que a partir de abril se retomó la tendencia alcista que ubicó la pobreza en 36,2% para el período diciembre-mayo y volvió al 37,1% para el primer semestre del año, registro de apenas décimas por debajo del último dato oficial del Indec de 37,3% para 2021.

Fuente: El Tribuno (Salta)

Continuar Leyendo

Radio en Vivo

Facebook

Nos Auspician