Seguinos en

Mundo

¿Cómo es el turismo después de la pandemia?

El ‘golpe’ de la pandemia también fue terrible para el turismo. Por lo que tras la época más debe aprovechar este período para reinventarse mejor. Los expertos hablan de grandes retos de cara al 2030 y dan algunas ideas de cómo adaptarse a estos nuevos tiempos.

Diferentes tipos de turismo

¿Cómo es el turismo después de la pandemia? Hasta que llegó la COVID19 y paró el mundo había cuatro grandes tendencias a nivel turístico. Estas eran las que predominaban y pugnaban por buscarse su propio espacio entre las demás. Las tres primeras estaban consideradas ‘poco sostenibles’. Pero la cuarta, ya tendía a la búsqueda del equilibrio.

¿Cómo es el turismo después de la pandemia?
  • Turismo de ‘masas’: viajes a sitios emblemáticos. Dentro o fuera de grupos. Con itinerarios justos y poco tiempo para todo.
  • Hiperturismo:es la forma menos sostenible de viajar. Muchos vuelos y estadías mínimas en cada lugar. Es el turismo de ‘me echo la foto y me voy’. No aporta prácticamente nada ni al sitio visitado ni al visitante.
  • Turismo ‘de ocasión’: el que no se planifica mucho y generalmente depende de ofertas puntuales. También incluye escapadas de fin de semana o viajes románticos.
  • Turismo verde: desde el ecoturismo hasta el turismo resiliente o el cultural. Son las últimas tendencias, que hacen hincapié en la calidad del viaje. Y no en la cantidad de fotos que se pueden sacar, delante de monumentos o sky lines famosas.

Nuevas formas de viajar

¿Cómo es el turismo después de la pandemia? Tras la pandemia han surgido cuatro nuevas tendencias. Que aparentemente han llegado para quedarse. Y algunas son una muy buena noticia para el medio ambiente y los sitios turísticos. Y son las siguientes:

Microturismo

Enfrentarse a una pandemia hizo tomar conciencia a mucha gente del consumo excesivo en el que está inmerso el mundo. Esto dio paso a experiencias ‘casi’ minimalistas. Lo pequeño, corto, raro, único y original se puso de moda. Y así surgieron microaventuras, microvacaciones, microfestivales, micromuseos, etc. Y todsas ellas rodeadas de estrictas medidas sanitarias.

Turismo de última oportunidad

Este es el que implica viajes a sitios que pueden desaparecer o ser modificados drásticamente por el cambio climático. Entre ellos destaca el Top Ten de las islas que pueden desaparecer debido al cambio climático. Pero también monumentos naturales o artificiales erosionados, glaciares y mucho más.

Turismo regenerativo

Esta tendencia se refiere a que los turistas deben, al partir, dejar el destino que visitaron en mejores condiciones que cuando llegaron. La idea central es viajar, pero beneficiando y mejorando el sitio visitado. Y que el turista se convierte en un verdadero ‘hacedor’ durante sus vacaciones.

Turismo de emergencia

También denominado ‘turismo de venganza’, es el que ha surgido a partir de la crisis sanitaria mundial. Es una especie de escapismo. Ir a donde sea y como sea, con tal de viajar. Y ya no importan ni los medios, ni la huella de carbono. A veces tampoco interesa ni el destino. Se viaja por qué se puede. Y porque tras las restricciones hay gente que tiene la necesidad imperiosa de hacerlo.

Para pensar

Por suerte el ecoturismo sigue afianzándose como opción verde y segura. Pero no hay ninguna duda de que las opciones de turismo responsable son las que necesitan más adeptos y mayor apoyo. Si vas a viajar estas vacaciones, piensa qué tipo de huella vas a dejar cuando te vayas. Y qué te llevarás además de fotos y un buen color de la piel. ¿Cómo es el turismo después de la pandemia?

Actualidad

Chile: por la escalada de violencia, Gabriel Boric anunció que se construirá una cárcel de máxima seguridad

El presidente de Chile, Gabriel Boric, anunció este jueves el proyecto de construcción de una nueva prisión de máxima seguridad destinada para acoger a los líderes de las bandas organizadas detenidos por las autoridades, todo ello en un momento en que el país sudamericano atravesaba una oleada de homicidios.

«En Chile no vamos a permitir lo que está sucediendo en otros países en donde el crimen organizado tomó las cárceles sin control del Estado. En Chile eso no va a suceder», aseveró el mandatario chileno. Asimismo, destacó que esta prisión permitirá «el control efectivo de los criminales», reseñó el portal de noticias Teletrece (T13).

El presidente detalló que este nuevo «recinto especial de alta y máxima seguridad» tendría un coste de unos 90.000 millones de pesos chilenos y estará ubicada en la región Metropolitana, escenario de la última ola de violencia que se cobró la vida de casi 20 personas en apenas unos días.

Boric adelantó que, en aras de acelerar el proceso de construcción de la prisión enviaría al Parlamento un proyecto de ley para exceptuar estas obras de varios «trámites y permisos que usualmente demoran la ejecución de estos proyectos», dando así prioridad al asunto.

Por otro lado, el jefe de Estado chileno informó de la creación de «una fuerza especial de Gendarmería que esté capacitada para enfrentar estas amenazas con todo el apoyo del Gobierno y lo mejor de la experiencia internacional». Serían agentes que trabajarían en las prisiones.

«La batalla contra el crimen organizado y la delincuencia es una tarea que nos corresponde a todos, pero principalmente a quienes dirigimos los destinos de nuestra patria por mandato soberano de ustedes», hizo hincapié Boric, que apeló a la responsabilidad del Parlamento para trabajar en este asunto.

Horas antes, el propio Boric reconoció que no cerraba la puerta a hacer uso de cualquier tipo de «herramienta constitucional» para hacer frente a la escalada de violencia que se registra desde hace días en la región Metropolitana. Hay diputados que incluso piden imponer el estado de sitio en la zona.

Fuente: Diario Las Américas (Miami, FL)

Continuar Leyendo

Radio en Vivo

Facebook

Nos Auspician